elcid
menu
el cid
marco
marco marco
marco
el ruedo noticias
 
15/03/2012 Castellón

Balance: ovación y oreja
Toros: José Luis Marca

 

Una oreja para un buen arranque de temporada

El Cid ha mostrado un excelente tono en la primera cita de peso de su temporada. El torero ha sabido entender a un toro de Marca al que ha construido una faena compacta, con momentos de calidad y un arrimón final que tuvo mucha verdad. Cortó la única oreja de la tarde y se proclamó triunfador de este festejo.

El Cid se encontró con un primer toro sin fuerza. Con el capote le dio algunos lances estimables y el de Marca fue cuidado en el caballo, consciente el torero de su poco motor. Aún así, para la muleta quedó un animal sin apenas embestida con el que Manuel Jesús poco pudo hacer. Por mucho que lo templó y que lo trató con mimo, el animal, que no tenía mala condición, no podía tirar de su cuerpo y se quedaba en medias arrancadas cuando no se caía. Así resultó del todo imposible el lucimiento del torero a pesar de que lo intentó todo.

El cuarto salió con más brío. Parecía tener más vida este ejemplar de Marca y El Cid lo aprovechó en primer lugar para cuajar excelentes lances a la verónica que curiosamente no tuvieron el debido eco en los tendidos de una plaza que se está mostrando especialmente fría en esta Feria de la Magdalena. Por encima de su eco, el toreo a la verónica del torero de Salteras fue cadencioso y mecido, ganando terreno y rematando en los medios.

También este toro fue cuidado en el caballo y El Boni se lució con los palos. Destacó en este tercio la prontitud del de Marca y su mayor ímpetu en la embestida. Lo conservó en la muleta, permitiendo que El Cid se gustara y lo llevara largo primero al natural. Dio muletazos con excelente trazo, muy ligados y bien rematados con pases de pecho. Fue una labor de calidad que también tuvo brillantez por el lado derecho antes de que el torero acortara distancias. El Cid se metió en el terreno del toro en un derroche de seguridad y valor y terminó allí la faena con circulares y muletazos de gran mérito, dándose un arrimón de los serios, dejándose llegar los pitones del toro hasta los muslos sin inmutarse.

Labor de peso, seria y contundente que en cualquier plaza se habría premiado de forma más generosa si se tiene en cuenta demás que Manuel Jesús se fue detrás de la espada con tremenda fe y agarró una buena estocada. Pero volvemos a la frialdad ambiental, que dejó en un solo apéndice el premio para el torero sevillano. Por encima de orejas, la impresión causada por El Cid había sido muy buena. El torero de Salteras tiene la artillería cargada en este arranque de temporada.

Fotos: Javier Arroyo

Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura
Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura
Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura
Foto miniatura  

 

 
<< volver  
derechos