elcid
menu
el cid
marco
marco marco
marco
el ruedo noticias
 
19/3/12 Valencia

Balance: oreja tras aviso y oreja
Toros: Carmen Lorenzo

 

El Cid, a gran nivel, pone un broche de oro a las Fallas

El diestro Manuel Jesús 'El Cid' ha sido el gran triunfador en la última corrida de la Feria de Fallas, donde consiguió una oreja de cada toro después de mostrarse a un gran nivel en ambos. Su excelente toreo al natural en el primero y su gran entrega y brillantez en el quinto de la tarde, le valieron para ganarse el respeto de la afición valenciana, que le abrió de par en par la Puerta Grande de su plaza.

El Cid se encontró con un primer toro que manseó de salida y al que recogió muy bien con el capote en los medios a pesar de que el viento molestaba. Le hizo un buen quite por chicuelinas tras el primer puyazo.

El de Salteras brindó al público convencido de la buena condición del toro, pero éste le hizo un extraño por el pitón derecho. El Cid cambió la muleta a la zurda y le dio tres buenas series de naturales. La zurda del Cid volvía a ofrecer un toreo largo y templado y la faena crecía y calentaba el gélido ambiente de la tarde. Hubo una cuarta serie de gran mérito y el Cid cambió a la derecha dibujando muletazos circulares, prolongando la embestida del de Capea, bastante agotada en esa última fase de la faena. Mató de estocada un punto trasera por lo que el toro tardó en caer, enfriando el ambiente. Aún así el público pidió la oreja y el presidente la concedió.

El quinto también salió corretón pero El Cid compuso muy bien a la verónica dejando buenos lances. El toro fue medido en el caballo y en banderillas saludó Alcalareño.

Brindó al Soro y sacó al toro a los medios. Comenzó con suavidad por la derecha. La segunda serie fue buena y ligó también en la tercera a pesar de que el toro se desplazaba pero no acababa de humillar.

Al natural también logró brillar hasta que el de Capea comenzó a quedarse corto. Cuando lo hizo El Cid tiró de variedad e incluso se desplantó de rodillas y de espaldas al toro. Fue una faena en la que el torero puso mucho más que el toro hasta exprimirlo y aprovecharlo al máximo. Recetó una buena estocada pero el toro tardó mucho en caer. A pesar de todo el público pidió con fuerza la oreja y el presidente la concedió, abriendo la Puerta Grande.

Fotos: Rafael Mateo

Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura Foto miniatura
Foto miniatura Foto miniatura
 

 

 
<< volver  
derechos